El lenguaje de los gatos: Una teoría de hace más de 100 años que vuelve a la discusión.

¿Qué pasaría si pudiesemos entender a nuestros gatos? Podríamos saber si están enfermos o si alguna parte de su cuerpo les duele. Podríamos mejorar nuestra convivencia haciendoles entender que no puede usar como baño el jardín de la vecina, ella no lo aguanta. Podríamos saber su opinión sobre religión, filosofía, o política (Quizás esto sería mucho pedir).

Increíblemente el sueño de entender el lenguaje de los gatos no es reciente. Un libro desconocido publicado por Marvin R. Clark y cuyo autor es el “doctor Alphonse Leon Grimaldi” trata sobre este tema.

El libro se publicó en 1895 por Clark que había guardado un manuscrito de un misterioso doctor francés: Grimaldi. Este había investigado a los gatos por años. Nunca había publicado porque no quería pertenecer al grupo de los científico. Personas que, según él, lo habían humillado y burlado.

1. Vocales, consonantes y palabras.

Grimaldi describe el uso de consonantes y vocales por los gatos. Estos usan la “l” o “r” la mayoría de las veces para formar palabras con vocales. Este proceso conforma palabras como las nuestras, que significan cosas como “comida” “aquí” o “salir”.

pagina libro listado de palabras lenguaje de gatos

Grimaldi enumera el total de vocabulario en 600 palabras.

También es importante destacar que el uso de ciertas consonantes va de la mano con la emoción del gato. Por ejemplo las consonantes labiales como b,f, m, v, w son usadas en situaciones de ira. Es enfático incluso en dar ciertos significados que toman las palabras en estos casos. La palabra “yow” por ejemplo, significa en “exterminación de la faz de la tierra”.

Además de significar ciertas cosas como comida, leche, pie, los gatos tienen un sistema numérico. El que se conformaba por palabras en la foto:

foto libro pagina de palabras que significa números

2.Gramática y cambio de tono.

Grimaldi describe que el significado de una palabra depende también de su tono. Un “meau” en un tono plano puede significar curiosidad, mientras que en un tono ascendente puede significar agresividad.

Compara este mecanismo con la lengua china. En los dos casos la palabras cambian de significado en tonos diferentes. El autor llega incluso a afirmar que el idioma chino es el origen de la lengua de los gatos ¿¿?? Ok.

Un ejemplo “Yeow” expresado de forma intensa puede signficar la mayor grado de odio, mientras que en un tono ordinario significa que el emisor no se siente bien.

La forma de formar una frase tendría este orden: Verbo o sustantivo + el resto de la frase. Esto según el autor es para “preparar a la mente del receptor a lo que viene”. Por ejemplo, una frase sería “Leche dame” “Enfermo estoy” “Contentos están mis bebés” pag 116.

3. Algunas tesis muy exageradas.

Leyendo el libro sentimos que hay muchas cosas fuera de lugar. Hay exageraciones, deducciones que no se entienden de donde salen, falta de una metodología clara y con límites, etc.

Por ejemplo el autor dice que hay una palabra para “millonario” que sería “zuluaim”. Aquí nos parece que el autor está siendo demasiado poco riguroso. Ya la tesis de que los gatos entiendan el concepto de número es muy difícil de probar, el concepto de millonario es… no sé. Además no se me ocurre cómo pudo haberlo descubierto.

La idea de la gramática también es muy difícil de probar. Pensar de que los gatos pueden ser capaces de entender frases complejas es muy difícil incluso de imaginar.

4. Conclusión

Es difícil juzgar un libro como este. El autor no tenía una comunidad de pares que pudisen revisar su trabajo. Por tanto, su libro contiene tesis muy absurdas. Sin embargo, nos parece que debemos valorar el esfuerza de este doctor que hace más de 100 años se atrevió a hacer esta investigación. No es un libro perfecto, pero tiene un potencial necesario en estos tiempos, donde convivimos dia tras día con nuestro amigos los gatos.

Si quieren pueden usar las herramientas del doctor grimaldi. Traten de usar la gramática y comunicarse con su gato. Yo mientras tanto voy a seguir hablando con mi gato mentalmente.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *